martes, 20 de octubre de 2015

La Caixa, la directora


Hoy la noticia va dedicada a La Caixa, a la directora que la dirige, porque nuestro Hogar funcional fue impulsado gracias a ellos, de verdad. Y ahora nos ayudan en darle alimentos a las familias de riesgo y bebés de la casita con alimentos ecológicos. Un regalito que ayudará a niños y familias con perfiles de alimentación  muy delicados

          Gracias                                           Gracias                                  Gracias de todo Corazón



 
Porque ayudar es todo para mí

 
aquí tres niñas de pelos caracola disfrutan y aprenden

 
La infancia es la puerta hacia el infinito

 
aquella gotita orada la roca. Posibilidad abierta al cambio, a girar la rueda y desde la verdad que sostiene al mundo mostrarla a los ojitos que buscan desesperadamente esa verdad

 
observa la tormenta y también quién la sostiene siempre

 
todo listo para inscribirse....dni...libro de familia....apoyo siempre, hasta  mi último suspiro
 

zzz...

 
manitas que no se movían...siempre hay algo por lo que sienten pasión. En este caso, el agua hizo el milagro

 
Ellas solas llevan el instinto, solitas. Soy testigo cuando llegan a coger los muñecos y cada niña canta una nana, ninguna iguales...las madres no saben de dónde saca la canción y a ellas les brillan los ojitos...Igual que mis grandes hombres sienten pasión por los tornillos y cómo funciona todo, con esa fuercita que les sale desde las muñecas y brazos...me enamora

 
remiendos para la ropa de segunda mano

 
todo sale nuevo de nuevo para volver a ser puesto

 
los deditos de los niños, de nuestros hijos deben ser masajeados. Las uñas...desde el talón hasta los dedos de los piés

 
La huerta, los pequeños la llaman "Mamut"




donan ropitas para los duendes del invierno!

 
donan zapatos para abrigar los primeros pasos

 
tierra y agua

 
primeros tomates

 
y una linda madre con su bebé en el vientre es atendida en la residencia con las aceites más calentitas para abrigarlos a los dos, hasta que pase todo. Porque todo, absolutamente todo, pasa.
 
 
 
Gracias      Gracias     Gracias