jueves, 29 de mayo de 2014

Paso a paso, te llevan los pies 2014

Buenos días! Hoy nuestra querida hija Maya nos muestra cómo llegar a la Asociación desde el pequeño hogar :D

A las puertas de este piso que hemos compartido muchas historias y que muy pronto haremos la despedida!!!




Será muy divertido!!!!!!!!!! Nos dice Maya, y vmos a poner una vaca!!!!! nos dice :)


Por allí amigos, no se despisten! por allí por alli!!

Nos llevan los pies, solos, sólo hay que dejarles que se muevan :) y las manos también

Esta es una de las callecitas, nuestro barrendero es un señor espectacular, ya se lo dijimos! y lo agradeció mucho porque aún sbiendo que es su trabajo, el señor limpia con afán, mucho esmero le pone la verdad!

Nos hacemos un alto en el camino y nuestra querida Maya siente tentación de jugar en la tierrita, le fascina!! las hojas de los árboles, como duermen en el picón, dice: Mammá mammá! aquí tierra para jugar


En su alto en el camino nos muestra qué lleva en el bolso :D 

Y lo vuelve a guardar para seguir el camino 

Un puñadito de tierra me llevo mami!

Recogemos flores para preparar la Asociación, en la puerta, ventanas, esquinitas, flores en todos lados con olor a vainilla!!


y llegamos!!!!!!!!!!!!!!! Hola señor duende!dice Maya, ya estamos aquí, dormiste bien? nosotros bien 



La fuente de los deseos la llaman los niños, está llena de piedrecitas que ellos mismos ponen y cada una lleva un deseo


Tenemos en los Jardines este fantástico árbol, se llama Neem, les damos a las familias un pedazo de las ramas para colocarlo en casa, es antibacteriano entre otras múltiples maravillas!!!


Un pedazito de corazón nos acompaña en nuestras andaduras, ya lo conocerán pronto!! por ahora no camina pero su sonrisa nos dice mucho!!! le encanta la pintura, los pinceles y el color amarillo!!!!! qué nos sorprenderá Ángel con esos ojos y pecho alto? eso si!!! le gusta estar descalzo ;) 

Hoy hemos recibido de esta familia ropa y juguetes para los pequeños, muchas gracias!!!!

Gracias gracias gracias, a tod@s porque hasta el que nos lee se embriaga de esta salvia