sábado, 20 de febrero de 2010

madurez

 

 

Tanto hombres como mujeres necesitan comprender las etapas de crecimiento, aunque por distintas razones. No hay diferencias entre el ciclo de vida de niños y de niñas. Ambos tienen que pasar por las mismas etapas y transformaciones. Requerimos presentar un cuadro claro de cada una de las etapas de maduración. Los hombres necesitan ejemplos no muy flexibles. Las mujeres necesitan reconocer la madurez y falta de la misma en los hombres, o terminarán dependiendo de hombres como Alfonse o Billy. Tanto hombres como mujeres necesitan mapas de orientación e implementos para saber criar a sus hijos, quienes serán los futuros hombres, esposos, padres y ancianos.

 

 

PRIMERA META: EL BEBÉ

En el capítulo primero, analizaremos de manera extensiva la ETAPA INFANTIL del bebé varón. El infante debe experimentar vínculos fuertes con sus padres, de amor y de cuidado. Estos vínculos deben alcanzar y cubrir sus necesidades, sin que ellos tengan que pedirlo. El bebé necesita recibir vida, y aprender a expresar la vida que se encuentra dentro de sí, para regocijo de todo el mundo. Durante su infancia, el bebé aprende a disfrutar la vida dentro del mundo de su madre.

Los primeros cuatro años de vida son sus años de infancia. Los bebés necesitan recibir todo lo bueno y aprender a expresarse por sí mismos. Cada bebé aprende el valor de "solo ser yo mismo", sin tener que ganar nada. Durante este tiempo, su identidad se construirá alrededor del regocijo o del temor. El niño cuya "mochila" ha sido llena de gozo, se hace fuerte. No temerá a cualquier tribulación ni obstáculos.

Mantener al bebé al margen del inicio de vida con temores implica dividir la vida del bebé en partes pequeñas a su alcance. Cada esfuerzo debe encaminarse hacia permitir al bebé descansar en el tiempo oportuno. Los años del bebé se encuentran sincronizados

con sus necesidades. Cuando su vida va al ritmo de su tamaño, el bebé aprende a sincronizar y a controlar su mente y sus emociones. Aprende a permanecer tranquilo, hasta pronto estar listo para sincronizarse con los demás.

Las relaciones del bebé que son tanto llenas de regocijo y paz, son el resultado de ser oportunos con su tiempo. Los años de su infancia lo preparan para el destete. En nuestra cultura, el destete, tanto del pecho de la madre como del biberón, es rara vez sincronizado para que coincida con el momento en que el niño puede cuidarse a sí mismo. Apuramos a nuestros hijos hacia la independencia lo más pronto posible. El destete en la infancia es equivalente al cambio de bebé a niño.

Una vez que el bebé ha aprendido a asumir el cuidado básico de sus necesidades, puede transformarse en un niño capaz de comenzar a vivir dentro del mundo de sus padres. El bebé proyecta su vida desde dentro de su hogar hacia su vida en su hogar y en su comunidad.

La meta de la infancia es para lo bebés establecer una identidad fuerte, llena de regocijo y sincronizada.



                        

Feliz Carnaval
Asociación Respiro y Luz
C/la coruja nº3, portal 1, 1ºC

38111 Añaza-Tenerife
Telf. +34 637.92.57.82

http://asociacionrespiroyluz.blogspot.com

Antes de imprimir este mensaje, asegúrese de que es necesario hacerlo - Abans d'imprimir aquest missatge, asseguri's que és necessari fer-ho - Before printing this message, double check it is really needed

 




Elige un juego de Messenger. Reta a un amigo. ¡Pruébalo ya!