miércoles, 9 de diciembre de 2009

JUEGOS PARA NO SALIR DE CASA. DE 12 A 18 MESES.


JUEGOS PARA NO SALIR DE CASA. DE 12 A 18 MESES

 

Otra vez empieza el invierno y el frío, por lo que es difícil jugar fuera de casa sin helarse los dedillos!!! así que he vuelto a buscar juegos para hacer con Dani en casita y he encontrado bastantes muy interesantes, os voy a mostrar los juegos por rangos de edad, como el año pasado nos quedamos en juegos de 9 a 12, en esta ocasión empezamos con juegos para nenes de 12 a 18 meses, espero que os gusten y que juguéis mucho y si podéis contarnos que tal lo pasasteis mejor!!! nosotros lo intentaremos.



Alegre malabarista
 
Cuando el bebé descubre que tiene dos manos se fascina alcanzando cosas, cogiéndolas y sosteniéndolas. ¡Tira unas cuantas cosas al aire y verás cómo el niño se convierte en malabarista!

Materiales:

Tres juguetes fáciles de coger y que llamen la atención del niño.

Aprendizaje de habilidades:

Coordinación
Desarrollo de los movimientos precisos
Resolución de problemas

Qué hay que hacer:

1. Reúne tres juguetes de colores, fáciles de coger. Si tienes tres juguetes nuevos que el niño no haya visto antes, mucho mejor. No dejes que el niño vea los juguetes.
2. Sienta al niño en el suelo o déjalo de pie.
3. Ofrécele uno de los juguetes y deja que lo examine durante unos momentos. (Guarda el más interesante para el final.)
4. Cuando coja el juguete, ofrécele el segundo para que lo coja con la otra mano y mira su reacción. Puede que coja los dos juguetes, uno en cada mano, o puede que suelte el primero y se concentre sólo en el segundo.
5. Si deja caer el primer juguete, muéstraselo y anímalo a que lo coja de nuevo para que tenga uno en cada mano.
6. Cuando el niño haya examinado ambos juguetes, ofrécele el tercero y mira su reacción. Puede que suelte uno de los juguetes o ambos, o puede siga con los dos juguetes e intente buscar una manera de coger el juguete nuevo. Deja que haga lo que quiera para resolver el problema.

Seguridad:   Asegúrate de que los juguetes no representen ningún peligro ni sean demasiado pesados para que el niño no se haga daño si le caen en los pies.

Una banda de música

Al niño le encanta explorar nuevos sonidos y especialmente, le gusta hacer ruidos. Ésta es una oportunidad para que forme su propio grupo musical y toque todos los instrumentos.


Materiales:

Objetos de cocina que hagan ruido: moldes de aluminio u hojalata para tartas, ollas y cacerolas, cuencos de plástico, cucharas de madera, pinceles, batidoras, cajas vacías de cereales, cajas vacías de leche, cucharas, vasos de plástico y botes con conservas
El suelo de la cocina

Aprendizaje de habilidades:

Causas y efectos
Desarrollo de los movimientos simples y de los precisos
Habilidades auditivas
Ritmo y movimiento

Qué hay que hacer:

1. Reúne varios objetos de la cocina con los que se pueda hacer ruido y ponlos en el suelo.
2. Sienta al niño en medio de los instrumentos de cocina y deja que curiosee sus propiedades.
3. Enséñale a hacer diversos sonidos: batir, golpear, sacudir, hacer vibrar, hacer rodar, etc.
4. Después de que el niño se haya divertido un rato con los instrumentos, pon música y enséñale a llevar el ritmo.

Seguridad:   Asegúrate de que los objetos no representen ningún peligro para el niño (que no tengan bordes o esquinas afilados.

Hablar por un tubo 

Durante este periodo las habilidades de lenguaje del niño mejoran notablemente. Sabe decir una palabra al año y unas 50 a los 18 meses. Juega con él al hablar por un tubo; le encantará.

Materiales:

dos tubos de papel higiénico o papel de cocina, o uno de papel de embalar cortado por la mitad
Rotuladores no tóxicos de varios colores
Vuestras voces

Aprendizaje de habilidades:

Mejora de la articulación de palabras
Desarrollo del lenguaje
Habilidades auditivas

Qué hay que hacer:

1. Decora los tubos de cartón con rotuladores no tóxicos de forma divertida. Deja que el niño te ayude.
2. Ponte uno de los tubos en la boca y háblale al niño. El sonido se amplificará.
3. Dale al niño el otro tubo y haz que te imite. Si es necesario, ponle el tubo el la boca para que empiece. Anímalo para que hable a través del tubo.
4. Haz distintos sonidos por el tubo y anima al niño para que haga lo mismo.

Seguridad:   Us rotuladores no tóxicos pues el niño se pondrá el tubo en la boca. Asegúrate de que los bordes del tubo sean suaves.

Gusanitos de gelatina

Los gusanos de gelatina son una manera inmejorable para contradecir el viejo dicho de: "con la comida no se juega". ¿Por qué el niño no puede divertirse con las comidas y las golosinas? La comida debe ser buena para el olfato, para el gusto ¡y para el tacto!

Materiales:

Bloques de gelatina sin sabor o con sabor a frutas
Trona con bandeja

Aprendizaje de habilidades:

Habilidades cognitivas
Exploración
Desarrollo de los movimientos precisos
Habilidades de autoayuda, relación con los alimentos

Qué hay que hacer:

1. Prepara la gelatina según las instrucciones de la caja.
2. Coloca la gelatina en un recipiente cuadrado y ponla en la nevera hasta que esté sólida.
3. Corta la gelatina en tiras de aproximadamente 10 centímetros de largo por 2,5 de ancho para que parezcan gusanos.
4. Sienta al niño en la trona y pon la bandeja.
5. Deja caer los gusanos de gelatina sobre la bandeja.
6. Deja que el niño los examine con la mano y con la boca.

Seguridad:  Asegúrate de que la bandeja de la trona esté limpia pues el niño comerá directamente de ella. Si pones otras cosas en la gelatina, cerciórate de que sean pequeñas para que el niño no se ahogue al comérselas.

Arte del cuerpo 

A medida que el niño crece, empieza a interesarse por su cuerpo y sus diversas funciones. La hora del baño ofrece una oportunidad excelente para trabajar sobre la imagen del cuerpo y enseñarle el "arte del cuerpo" en la bañera.

Materiales:

Pinturas para el cuerpo no tóxicas de diversos colores
Bañera

Aprendizaje de habilidades:

Creatividad
Conciencia de sí mismo
Estimulación sensorial

Qué hay que hacer:

1. Dale al niño un baño de agua caliente. Pon el agua suficiente para que pueda sentarse.
2. Pon al niño en la bañera y deja que se acostumbre al agua.
3. abre un tubo de pintura para el cuerpo y pinta puntos en sus brazos.
4. Esparce el color con los dedos y anima al niño para que haga lo mismo.
5. Pon otros colores en otras partes del cuerpo (manos, piernas, pies, hombros, pecho y espalda.
6. Deja que el niño esparza los colores y luego lávalo y empieza de nuevo.

Seguridad:   Asegúrate de que las pinturas que uses sean para niños y no tóxicas. No pintes la cara del niño, y si éste tiende a pasarse las manos por la cara, no le pongas pintura en las manos.

Cascabeles ocultos

En esta versión musical del escondite el niño tiene que buscar cascabeles escondidos. No es muy difícil pues lo único que tiene que hacer para encontrarlos es seguir su sonido.

Materiales:

Muñeco de peluche con un cascabel en su interior o pulsera hecha con cascabeles
Varios sitios para esconder los cascabeles, por ejemplo, muñecos de peluche y mantas

Aprendizaje de habilidades:

Causas y efectos
Desarrollo cognitivo
Habilidades auditivas

Qué hay que hacer:

1. Busca un juguete que tenga un cascabel o haz una pulsera de cascabeles. (Asegúrate de usar cascabeles lo suficientemente grandes para que el niño no se pueda atragantar con ellos.)
2. Coloca al niño en el suelo y pon a su alrededor varios objetos que puedan hacer de escondites, por ejemplo muñecos de peluche y mantas.
3. Haz que el niño vea los cascabeles y muévelos para que los oiga.
4. Sin que el niño se dé cuenta, esconde los cascabeles en uno de los escondites.
5. Pregúntale al niño: "¿Dónde están los cascabeles?"
6. Levanta uno a uno los escondites y muévelos. Mueve también el objeto en que están los cascabeles cuando lo levantes, pero no dejes que el niño los vea.
7. Mira cómo cambia la expresión del niño cuando mueves los cascabeles.
8. Descubre los cascabeles al tiempo que dices: "¡aquí están los cascabeles!"
9. Repite el juego cambiando de escondite.

Seguridad:  Asegúrate de que los cascabeles estén bien sujetos a algo para que el niño no pueda tragárselos


Gusanitos de espagueti

A los bebés les encantan los objetos rugosos. Les gusta tocar, estrujar y llevarse a la boca cualquier cosa que tenga una textura que les guste. Ésta es una entretenida manera de hacer que el niño disfrute de los sentidos al tiempo que se alimenta.

Materiales:

Espaguetis cocidos que estén a temperatura ambiente
Trona con bandeja

Aprendizaje de habilidades:

Desarrollo de la motricidad fina
Habilidades de autoayuda
Exploración de los sentidos: tacto, texturas y temperatura

Qué hay que hacer:

1. Sienta al niño en la trona y coloca la bandeja.
2. Pon en la bandeja un puñado de espaguetis a temperatura ambiente.
3. Deja que el niño juegue con los espaguetis. Es posible que trate de cogerlos, estrujarlos, golpearlos, machacarlos, y por último, ponérselos en la boca.
4. Si empieza a tirar los espaguetis, corrígelo para que los tire en la bandeja.

Seguridad:  Mantén vigilado al niño para asegurarte de que no se pone demasiados espaguetis en la boca de una sola vez.

Juegos de papel

Hay tantas cosas interesantes para que el niño explore, que a veces pasamos por alto lo más sencillo. Una simple hoja de papel puede proporcionar al niño una fascinante oportunidad de explorar y experimentar.

Materiales:

Diversos papeles, por ejemplo, papel de carta, cartulina, papel de seda, papel de arroz, papeles de colores, papel de embalar, etc.
Espacio en el suelo

Aprendizaje de habilidades:

Habilidades cognitivas
Exploración de los sentidos
Desarrollo de los movimientos precisos

Qué hay que hacer:

1. Pon varios papeles de varios tipos en el suelo.
2. Sienta al niño en el suelo.
3. Dale las hojas de papel una a una y deja que curiosee sus propiedades.
4. Cuando el niño haya curioseado todos los papeles, enséñale maneras de experimentar con ellos, por ejemplo rompiéndolos, volviéndolos una bola haciéndolos flotar, doblándolos, etc.

Seguridad:  Mantén vigilado al niño en todo momento pues podría tragarse los papeles.

La casita

Es hora de pasar al niño a su pequeña "casa dentro de la casa" para que pueda ir adquiriendo el sentido de independencia. Esta casa pronto se convertirá en un fuerte, una caverna, o incluso en una nave espacial a medida que la imaginación del niño crece.

Materiales:

Mesa de cartón u otra mesa pequeña, o caja grande de cartón
Sábana, manta u otros
que sirvan para cubrir. Área grande en el suelo
Linterna

Aprendizaje de habilidades:

Habilidades cognitivas/de pensamiento
Imaginación y creatividad
Conciencia de sí mismo, separación de ideas
Relaciones espaciales

Qué hay que hacer:

1. Coloca una caja de cartón en una superficie grande.
2. Cubre la mesa con una sábana o manta de modo que forme una casa.
3. Dobla una esquina para hacer una puerta.
4. Entra con el niño.
5. Cierra la puerta formada por la esquina y disfruta de tu nuevo espacio.
6. Cuando el niño se sienta cómodo, deja que disfrute de la casa él solo.
7. Si su nueva casa es un poco oscura, dale una linterna.

Seguridad:   Asegúrate de que el niño no tenga miedo de entrar solo en la casa. Si no le gusta que la casa esté cubierta por completo, deja una esquina abierta.

Una caja dentro de otra

Este juego, hará que el niño piense y se ría. Asegúrate de tener algo especial para darle al final del juego para que esperar haya merecido la pena.

Materiales:

Varias cajas de distintos tamaños, que quepan unas dentro de ortas
Juguetes o golosinas

Aprendizaje de habilidades:

Permanencia de los objetos
Resolución de problemas
Clasificación, series (poner cosas en orden)

Qué hay que hacer:

1. Reúne varias cajas que quepan unas dentro de otras. Trata de que haya algunas muy grandes, otras muy pequeñas y otras medianas.
2. Pon un juguete especial o una golosina en la caja más pequeña para que el niño la encuentre al final del juego. Cierra la caja pequeña, ponla en la que le sigue en tamaño y cierra esta última.
3. Continúa hasta que hayas introducido todas las cajas, una dentro de otra, hasta que llegues a la más grande.
4. Haz que el niño entre en la habitación y enséñale la caja.
5. Pregúntale: "¿Qué hay dentro?" y ayúdale a abrir las caja.
6. Cuando el niño vea la caja siguiente, dile "¡Otra caja!". Saca esa caja de la grande y pídele al niño que la abra.
7. Continúa hasta llegar a la caja más pequeña y deja que el niño encuentre la sorpresa.

Seguridad:  Cierra las cajas de modo que sean fáciles de abrir para que el niño pueda hacerlo solo sin frustrarse demasiado.

¡Escucha!

Mejora las habilidades auditivas del niño con el juego de escuchar. Cuantos más ruidos le hagas, más entretenido e interesante será el juego pues se trata de que averigüe de dónde proviene el ruido

Materiales:

De tres a cinco (o más) objetos que hagan ruido, por ejemplo un cascabel grande, un sonajero, un timbre de bicicleta, un muñeco que pite, una muñeca parlante, una pandereta, etc.
Manta pequeña

Aprendizaje de habilidades:

Causas y efectos
Habilidades auditivas
Resolución de problemas

Qué hay que hacer:

1. Pon entre tres y cinco objetos sonoros en fila en el suelo.
2. Cúbrelos con la manta para que el niño no pueda verlos.
3. Sienta al niño en el suelo, cerca de la manta.
4. Quita la manta y haz sonar los objetos uno a uno.
5. Cubre los objetos de nuevo.
6. Levanta un borde de la manta y haz sonar uno de los objetos.
7. Descubre todos los objetos y mira si el niño puede reconocer el que ha sonado. Si duda, haz sonar lentamente todos los objetos y mira si puede reconocer el sonido. Si lo hace, elógialo.
8. Vuelve a cubrir los objetos y juega de nuevo.

Seguridad:  No uses objetos demasiado ruidosos para que el niño no se sobresalte.

Pompas de jabón 

Cuando el niño cree que ya comprende el mundo, practica con él un juego que lo confundirá una y otra vez. Pero no te preocupes, se lo pasará en grande pues pronto se dará cuenta de lo que está pasando.

Materiales:

Botella de líquido para hacer pompas de jabón
Superficie de juego grande

Aprendizaje de habilidades:

Causas y efectos
Exploración
Desarrollo de los movimientos simples y de los precisos
Interacción social

Qué hay que hacer:

1. Pon al niño en el centro de una habitación grande en la que se pueda desplazar libremente.
2. Empieza a hacer pompas cerca del niño.
3. Muestra al niño cómo coger y hacer estallar las pompas y luego anímalo para que lo haga él.
4. Nota: algunos niños se emocionan mucho con este juego e intentan estallar las pompas antes de que estén hechas. Ésta es una buena oportunidad para enseñarle al niño que debe tener paciencia: espera uso segundos antes de soltar las pompas.

Seguridad:  Vigila que el niño no beba del líquido de hacer pompas.

Pelotas calcetín

Haz que el pequeño se prepare para ser un crack. Las pelotas hechas con calcetines son ideales para el joven deportista pues son blandas y fáciles de coger y siempre están a mano.

Materiales:

Calcetines grandes y limpios, tantos como puedas usar para el juego
Cubo, olla o cuenco grandes

Aprendizaje de habilidades:

Coordinación óculo-manual
Desarrollo de la motricidad gruesa y fina
Habilidades sociales

Qué hay que hacer:

1. Coge varios pares de calcetines limpios y forma pelotas con ellos.
2. Pon un cubo grande en el centro de la habitación.
3. Pon las pelotas dentro del cubo.
4. Haz que el niño se siente apartado del cubo y tú siéntate al lado del cubo. Tira las pelotas de modo que rueden hacia el niño para que él pueda atraparlas.
5. Cuando el cubo se quede vacío, haz que el niño se levante y enséñale a lanzar las pelotas dentro del cubo. Si no acierta, acércalo al cubo y muéstrale cómo hacerlo. Anímalo cada vez que logre que la pelota entre en el cubo.

Seguridad:  Si cambias las pelotas de calcetines por pelotas de verdad, asegúrate de que sean blandas y fáciles de coger.
 
                        

Saludos cordiales,
Asociación Respiro y Luz
C/la coruja nº3, portal 1, 1ºC
38111 Añaza-Tenerife
Telf. +34 637.92.57.82

http://asociacionrespiroyluz.blogspot.com

Antes de imprimir este mensaje, asegúrese de que es necesario hacerlo - Abans d'imprimir aquest missatge, asseguri's que és necessari fer-ho - Before printing this message, double check it is really needed
 




Date una vuelta por Sietes y conoce el pueblo de los expertos en Windows 7